.

.

martes, 27 de diciembre de 2016

Murió la 'Princesa Leia' de Star Wars

Carrie Fisher, la actriz que personificó a la 'Princesa Leia' en la saga de 'Star Wars', falleció este martes a los 60 años luego de haber sufrido un infarto días atrás.


El fallecimiento de Fisher, fue confirmado por su publicista.
En tanto, en un comunicado, el portavoz de la familia, Simon Halls, asegura: "Con gran tristeza, Billie Lourd confirma que su querida madre, Carrie Fisher, ha fallecido a las 08.55 de esta mañana. El mundo la amaba y se la echará profundamente de menos. Nuestra familia al completo les da las gracias por sus pensamientos y  oraciones".
La heroína de las películas de George Lucas sufrió un paro cardíaco masivo la semana pasada durante un buelo desde Londres a Los Angeles.
El infarto sobrevino minutos antes del aterrizaje y pese a la atención inmediata y “agresiva” que le prestaron en el avión algunos pasajeros que volaban junto a ella comentaron que los que la asistieron tardaron más de diez minutos en restablecer sus signos vitales. La actriz llegó al centro médico en estado crítico y horas más tarde fue trasladada de urgencias a la unidad de cuidados intensivos.
Fisher se encontraba en Londres promocionando su último libro, The Pricess Diarist. Como gran parte de sus libros, este también es semiautobiográfico, basado en los diarios de sus comienzos como actriz en una saga que la lanzó al estrellato con solo 19 años y de la que nunca pudo librarse.
La última vez que Fisher personificó a 'Leia' fue para el 7mo episodio de la saga, 'El despertar de la fuerza', que se estrenó el año pasado. 
Hija del cantante Eddie Fisher y de la actriz Debbie Reynolds. Tiene un hermano menor, Todd Fisher, y sus abuelos paternos fueron inmigrantes judíos procedentes de Rusia; por parte materna sus ancestros son procedentes de Inglaterra y Escocia.
Apareció en algunas producciones con su madre antes de empezar su primer trabajo de cine, cuando interpretó a la seductora joven de Warren Beatty en Shampoo (1975), de Hal Ashby.
Dos años después surgió el papel por el que sería ampliamente reconocida, la Princesa Leia Organa, en la inicialmente conocida como La guerra de las galaxias (1977), una interpretación que repitió en las continuaciones El Imperio contraataca (1980), El retorno del Jedi (1983) y, 32 años más tarde, en El Despertar de la Fuerza (2015). Entre medias, en 1980, apareció en The Blues Brothers.
Después de estos éxitos luchó contra la dependencia de las drogas y el alcohol y vivió un feliz matrimonio con el cantante Paul Simon.
Su carrera cinematográfica se resintió considerablemente lo que se reflejaría en la poca calidad de las películas que interpretaba, como Under the Rainbow (1981) y Hollywood Vice Squad (1986), exceptuando a la ganadora de tres premios Óscar de 1986 Hannah y sus hermanas. A partir de entonces trabajó como actriz secundaria, refrescando comedias tales como la exitosa Cuando Harry conoció a Sally... (1989), Sibling Rivalry (1990) y Soapdish (1991).
Es entonces cuando reveló un hasta entonces oculto talento de escritora, publicando la novela semi autobiográfica Postales desde el filo. En 1990 el director Mike Nichols le encargó el guion para la adaptación al cine de su libro, con Shirley MacLaine en el papel de su madre en una época de su vida.
En septiembre de 2009 publicó una biografía llamada Wishful Drinking, de éxito de ventas en USA, donde narra sus experiencias en clave de humor, riéndose de su tendencia al alcoholismo y sus fracasos matrimoniales.
En una de sus entrevistas más recientes y reveladoras en octubre de 2010, mientras se encontraba en Sídney, Australia, Carrie confesó sobre su fuerte adicción a la cocaína durante el rodaje de Star Wars: El Imperio contraataca (1980) y que sobrevivió a una sobredosis. "Poco a poco me di cuenta de que estaba usando las drogas un poco más que otras personas y que estaba perdiendo mi control sobre ellas.(...) Le di tanto a la cocaína en Star Wars que incluso John Belushi me dijo que tenía un problema".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.

.

.

.